El Shiba en España

Actualmente el Shiba Inu es una de las razas más populares del país nipón, pese a los estragos que sufrió la raza en la II Guerra Mundial ha crecido exponencialmente su número siendo alrededor de 30 mil perros de esta raza registrados anualmente y en las monográficas organizadas se pueden llegar a presentar más de 700 shibas.

Debido posiblemente a que este perro japonés es una raza físicamente vistosa, inteligente, limpio y que goza de buena adaptabilidad ha provocado que muchos ejemplares hayan salido de Japón para "colonizar" paises lejanos de su patria originaria, como Rusia, donde los primeros shibas se presentaron a competición a principios del año 2000, Dinamarca, Escandinavia, Holanda, República Checa, Alemania, Italia, Francia, España o Estados Unidos, países donde podemos encontrar en la actualidad magníficos ejemplares y respetados criadores de la raza. Clubes como el CKC, FCI, AKC, KCGB, ANKC, NKC, NZKC, APRI y ACR reconocen el shiba inu dentro de las diferentes razas reconocidas en sus catálogos.

Como dato anecdótico el shiba se presentó por primera vez en una exposición europea en Dinamarca en 1969, mientras que en el Reino Unido su estreno fue en 1987 y pariticpando por primera vez en el año 1992 la prestigiosa Crufts, evento de renombre en el país y a nivel internacional dentro de la competición de belleza canina.

El Shiba Inu llegó a Estados Unidos de la mano de una familia de un militar de las Fuerzas Armadas de este país quien asignado al país nipón  durante una larga estancia en el  año 1954, pero no fue hasta finales de 1979 que comenzó la importación de ejemplares dedicados a la cría de la raza en el país americano, siendo en ese mismo año donde se registra el primer cachorro nacido en tierras estadounidensesm de padres propiedad de la criadora Julia Cadwell. Al año siguiente, en 1980 se funda el Club Nacional del Shiba en América que trabajó hasta que la AKC (lo que sería la FCI americana) reconoció el estándar de la raza en 1992. El Shiba en el país americano se posició recientemente en el ranking nº 64 de las razas más registradas y actualmente está entre las 60 de mayor fama. En nuestro país vecino, en Francia, los primeros ejemplares entran en la década de los 70 de la mano del matrimonio de criadores Pailleron, siendo imitados por otros criadores durante la siguiente década y hasta hace poco se calculaba que había unos 800 ejemplares de shiba en el país galo.
   
En España es Antonio V. Choya, del criadero Skardu's, quien importa en 1989 el primer ejemplar de shiba procedente de Holanda a nuestras tierras, un cachorro hembra llamada "Itshijara As Aras an Uachatarain", que sería inscrita a la IV Exposición Internacional de Vallalodid que se celebraba el 26 de Febrero de ese mismo año. La buena morfología que gozaba ese ejemplar acompañado de un aspecto vivaracho provocó que el juez italiano Luciano Benrnini encargado de elegir el mejor ejemplar de cachorro del show se inclinase por esta shiba.
Poco después y tras varios esfuerzos Antonio Choya importa un segundo ejemplar desde Inglaterra llamado "Makoto Bright Spark", nacido el 21 de Febrero del 1989, propiedad de Muligan y Kadowaki (Kennel Makoto), una de las primeras líneas de sangre que se abrieron en ese país y que fue el pilar inicial de la raza..

"Makoto Bright Spark" llegó a ganar la Exposición Mundial del 92 pero dándose el lamentable hecho que ese mismo día en el propio recinto de la Exposición le robaron a Antonio Choya este magnífico ejemplar de shiba tan prometedor. Pese a esta desgracia estos dos primeros shibas constituyeron el pilar de la cría del Shiba Inu en España, siendo de ellos la primera camada inscrita en el LOE (Libro de Orígenes Español).

Mientras, otros criadores mostraron su interés por esta raza, como Ana María González, quien importó un campeón japonés de color blanco, "Makoto Snow King", que Antonio Choya usaría también como semental, y quizás uno de los componentes por los que siguen naciendo cachorros de color blanco en algunos criadores de nuestro país (recordemos que este color ya no es admitido por la FCI en el estándar de la raza).
  
Otro proxima importación tras el robo de "Makoto Bright Spark" fue "Roclaine's Desesperado", shiba americano pero de descendencia directa japonesa, y que pese de no contar con cualidades físicas destacables resultó ser un excelente reproductor para la cría de shibas en España.

A principios de la década de los noventa otros criadores como Ana Valenzuela, José Magaña, Teresa Ivorra, Maria José Artero, Antonio Expósito (de los afijos como Poval, Elurtza Bide, Shitan, Peñas de Urduliz, Urbinako...) se interesarían por esta raza, y a mediados de los noventa Antonio Choya decide vender sus perros de esta raza a Javier Torres, del afijo Shitan, aunque a día de hoy Antonio Choya muestra en su web (www.skardus.com - Quienes Somos) el orgullo de haber sido introductor de la raza en nuestro país y de los logros obtenidos en aquella época. El resto de criadores aparecidos en esta época dejarían la cría con esta raza tras obtener diferentes éxitos o bien quedarse en simples ilusiones, quedando sólo afianzados Urbinako de la mano de Antonio Expósito, afijo situado en Álava, y Pinaroka de Jose Carlos Santibáñez, en Málaga y a principios del 2000 se les uniría Zulem  de Cristina Sánchez (Madrid)  Hayato Kumi, de Mónica Majoral (Lérida) y .
   
La jubilación de Antonio Expósito de Urbinako provocó que tomase el relevo de este negocio su hija, Silvia Expósito, quien crearía su propio afijo de Shiba Inu y Akita Inu tras el relevo con el nombre Shun'You Kensha, aunque mantuvo algunas líneas de sangre procedentes de su padre, convirtiéndose con el paso de pocos años en una excelente criadora de estas razas y consechando innumerables éxitos en competiciones tanto nacionales como internacionales y dejando a nuestro país en lo más alto del ranking mundial de la raza.

Inscripciones en el LOE 2000-2008

Si miramos las inscripciones en el LOE (Libro de Orígenes de España) podemos ver como el número de shibas inscritos en este registro apenas llega a la cincuentena de shibas de media anual, concretamente sobre los 46 si nos centramos entre el año 2000 y 2008. Durante estos años los únicos criadores especializados que han trabajo la raza ha sido Shun'You Kensha, Zulem, Hayato Kumi, y Pinaroka (éste último se ha retirado de la cría sobre el 2006)

España ha contado con una buena labor de trabajo por parte de algunos de los principales criadores que han tratado esta raza, hemos tenido líneas de sangre de buena pureza, pero desgraciadamente a medida que la raza se va conociendo por nuestro territorio el anuncio de camadas procedentes de la importación descontrolada de Europa del Este junto al hacer de particulares y pseucriadores que no tienen los suficientes conocimientos en el arte de la crianza hacen que inevitablemente la pureza se vaya perdiendo y se hereden defectos que dejando de lado el estándar de la raza, puede derivar en problemas de salud y de equilibrio en estos pequeños zorros... Confiamos que con la información y el trabajo constante podamos mantener la raza en óptimas condiciones además de fomentarla de forma responsable a lo largo de los años venideros.