La muda del pelo



Estos altibajos en las temperaturas que estamos padeciendo, hace que las mascotas sufran distintas mudas de pelo al año en épocas que no se corresponden con las etapas a las que estaban acostumbrados. En los perros de raza nórdica como el Husky, Samoyedo, Alaska Malamute, Akita Inu..etc, este cambio es mucho más brusco y puede ocasionar bastantes trastornos en el animal, ya que por ejemplo, una perdida significativa de pelo, puede ser contraproducente si el tiempo empeora considerablemente, y las temperaturas descienden rápidamente. Es cierto que a los nórdicos que viven en nuestros hogares esto les afecta también pero de otra forma, ya que las temperaturas de nuestros hogares les a modificado la caída y el crecimiento de su pelo considerablemente.

La muda del nórdico en libertad.

Debido a la muda del pelo, es por lo que los animales sueltan o se desprenden del pelo que les sobra o el que necesariamente tiene que caerse para dejar salir a otro, a este concepto se le denomina muda. La muda en un perro nórdico sano es de dos veces al año, o por lo menos así era hace décadas, cuando estos ejemplares vivían en libertad en climas polares. Aunque estudios realizados frente al cambio climático debido al calentamiento del global del planeta, muestran que algunos de estos ejemplares en libertad, presentan mudas de invierno menos agresivas cada vez ya que los veranos son más calurosos.

Se realizaba una primera muda justo ante de la llegada del invierno, ya que las temperaturas iban a descender y el organismo del perro empezaba a funcionar para protegerlo, no solo con la aparición de un pelo mas lanoso y abrigado, sino con la retención de grasas en su organismo que aparte de aislarles del frío proporcionaría a la dermis (capa de la piel) el alimento necesario para que los nuevos pelos no muriesen. Esta muda suele ser muy abundante porque los pelos nuevos que nacen desprenden a los pelos antiguos que protegían a el perro en la anterior muda. Es fácil entender esta cuestión si sabemos, que de cada poro de pelo, nace aproximadamente un pelo largo y brillante con colores vivos, y aproximadamente unos 5 mas lanosos y cortitos del mismo poro que el anterior, es decir, en esta época del año el perro se desprende menos de los pelos ya que solo intenta deshacerse de los largos quedándose con los mas abrigaditos que reciben el nombre de subpelo.

La segunda muda empieza a aparecer en primavera donde el perro empezara a desprenderse de los pelos mas lanosos (subpelo) para dejar crecer entonces de cada poro cuantos mas mejor pelos largos y gruesos, ya que estos les proporcionaran protección frente a los rayos solares y mantendrán su organismo en la temperatura ideal para no deshidratarse. La forma que estos perros tenían de ayudar a esta aparición de pelos mas largos, ya que ellos no se podían cepillar como hacemos nosotros en casa, es que en la primavera, con el deshielo y la búsqueda de alimentos, pasaban por lugares donde se encontraban zarzales o árboles donde el manto de pelo lanoso quedaba enganchado, también mucho de este pelo quedaba en sus guaridas ya que jugando entre los ejemplares de las manadas favorecían el arrancado de este pelo.

La muda en el nórdico de nuestros hogares.

En el caso de todos los perros nórdicos que viven en nuestros hogares las épocas de la muda se mantienen pero con un agravante, que están o pueden llegar a estar mudando prácticamente todo el año debido a que las variaciones de temperaturas en los hogares no es tan brusca, ya que en invierno y en verano pasan el mayor tiempo en casa y la temperatura de los hogares la mantenemos bien con la calefacción o con el aire acondicionado. Aparte en días de nieve o de mucho frió evitamos que nuestros perros estén demasiado tiempo en la calle y todo esto si lo unimos a que en algunos casos no se les alimenta correctamente pues, nos dará probablemente problemas muy serios en el manto de nuestras mascotas.

¿Que hacer? ¿Como evitarlo?

Sea cual sea la raza de nuestra mascota lo primero que tendremos que hacer en casa es alimentarlo bien para que no tenga carencia de ninguna vitamina, etc, para ello siempre acudiremos a nuestra clínica o tienda especializada para que nos faciliten un alimento acorde los la raza de nuestra mascota.

En segundo lugar retomando a los perros nórdicos , tendremos que mantener una normas de cepillado del pelo y acondicionamiento de la piel, ya que dicha unión de los dos cuidados nos van a facilitar que ellos se sientan mejor sin llegar a tener problemas de piel, ya nosotros podremos convivir con ellos sin agobiarnos tanto por los molestos pelos.
Cepillado del pelo.

Para cepillar el pelo de un nórdico durante todo el año, siempre utilizaremos una carda de púas duras, la cual la deslizaremos en contra del nacimiento del pelo y un rastrillo de púas separadas con dos filas, el cual pasaremos en dirección del crecimiento del pelo para llevarnos todo el exceso de pelo muerto que hemos separado con la carda inicialmente. Es recomendable cepillar a nuestra mascota en épocas de muda 3 – 4 veces por semana. De esta forma reduciremos el molesto pelo en casa. Todos estos arreglos los combinaremos con baños frecuentes según nos aconseje nuestro estilista canino o veterinario en cada caso.

Acondicionamiento de la piel

Para tener un pelo sano, debemos tener una piel que también lo este, para ello procuraremos que la piel de nuestro nórdico este en un estado saludable, esto lo conseguiremos aparte de con una buena alimentación y aporte de vitaminas en estados carenciales, como hembras gestantes, sementales, dolencias..etc., evitando la aparición de nudos o empelmazamiento del pelo, ya que estos pelos anudados forman una barrera que no deja transpirar bien la piel del animal, y como consecuencia nos dará problemas a la hora de intentar tener un pelo y un manto sano, y posibles dermatitis. Como podéis apreciar las dos secuencias van unidas ya que un manto sano es igual a una piel sana y un pelo en perfecto estado, esta es la única manera que en casa podéis combatir los desagradables pelo de los nórdicos.
Comments