Problemas en la sangre

Los transtornos en la coagulación de la sangre es uno de los problemas que tanto perro como hombre comparten en común, afectando a gran cantidad de razas en mayor o menor medida, y en este caso se tiene constancia de la repercusión que este tipo de afección tiene en el Shiba Inu, aunque afortunadamente no es un portenaje de casos muy alto los detetectados.

Realmente cuando hablamos de problemas en la sangre nos referimos concretamente a transtornos en los procesos de coagulación, referentes a la Hemostasi o hemostasis, que engloba todos los mecanismos aptos para detenes los procesos hemorrágicos, osea, la capacidad del individuo para que la sangre esté contenida en dentro de los vasos sanguíneos. La hemostasia permite pues que la sangre circule libremente dentro de los vasos y cuando una de estas estructuras se ve dañada, permite la formación de coágulos para detener la hemorragia, posteriormente reparar el daño y finalmente disolver el coágulo. Si uno de estos mecanismos que debe tener el animal de forma natural falla el resultado será el sangrado.

Los síntomas típicos de trastorno de la coagulación son hematomas frecuentes, sandrago en las articulaciones, sangrado excesivo en la época de celo de la perra y problemas de hemorrágias en lesiones o durante procesos de cirugía, donde la hemorragia es a nivel interno.

Las diferentes afecciones que perjudican al shiba son las siguientes:


- Hemofilia A 

Es el problema de coagulación más común y de transmisión hereditaria. La razón de este problema es la deficiencia o la incapacidad total/parcial del factor VIII para detener la hemoragia, siendo este factor decisivo para que se producza la coagulación. Tanto shibas como akitas se ven afectados por este problema de diferente manera, siendo a modo más esporádico y extraño en el primero y más pequeño de la raza japonesa.

 The Journal of Heredity 90 (1999), pp. 112-118.


- La hemofilia B

Conocida también como la Enfermedad de Christmas es diagnosticado con menor frecuencia y es más raro que aparezca tanto en humanos como en perros, siendo el origen de su causa la deficiencia del facto IX, que también interviene de modo principal en el proceso de coagulación de la sangre. Según la clasificación realizada en desórdenes en la sangre sobre las razas caninas publicada en "The Journal of Heredity" el shiba no se ve afectado por este desorden de la sangre, aunque otras fuente citan que no puede descartarse su mímima presencia en los ejemplares de la raza.

 The Journal of Heredity 90 (1999), pp. 112-118.


- Enfermedad de von Willebrand 

Es el segundo trastorno de la coagulación más común. La enfermedad de von Willebrand (EvW) es la anomalía en la coagulación de carácter hereditaria más común entre los humanos, aunque también puede ser adquirida como consecuencia de otras condiciones médicas. Se debe a una deficiencia cualitativa o cuantitativa del factor de von Willebrand (FvW), una proteína multimérica requerida para la agregación plaquetaria. Hay cuatro tipos de EvW y se sabe que afecta a seres humanos y perros. Otros factores, como los grupos sanguíneos ABO, también pueden desempeñar un papel en el grado de la enfermedad.