Sanshu Ken


El Sanshu es una raza japonesa "moderna" que llegó a estar incluso reconocida por la FCI (nº 258, Grupo V) pero que a petición de la JKC (Japan Kennel Club) se suprimió de las razas aceptadas. Esta petición estuvo basada por su corta vida como raza y por problemas de mofología variante, dificultando su encasillamiento dentro de un estándar.


El Sanshu es un perro moderno, sus orígenes datan de principios de S. XX, en 1912, con cruces entre el Chow de origen chino con perro nativos japoneses de la región de Aichi, posiblemente el Sanga Inu que es originario del mismo lugar. El resultado de estos cruces fue el Sanshu, que cogió relativa fama como perro polivalente, quizás al ser de tamaño medio se usó tanto en la caza como en la compañía, se caracterizaba por ser un perro cariñoso y obediente con su dueño, inteligente y no especialmente destructor cuando se le dejaba en el jardín. También tiene fama de tener buen instinto como perro guardián.


Altura: 50-55cm. (machos) 45-50cm. (hembras)
Peso: 20-25 kilos.

Los colores que estaban admitidos eran bastante amplios: gris puro, blanco con crema, crema, rojo, negro, moteado, sal y pimienta. Es posible que hubiese algún color más.

El Sanshu está rodeado de polémica debido principalmente a que se le relaciona a ser originario de cruces entre perros japoneses con razas extranjeras, como el Chow mismo, que provocaba la pérdida de rasgos identificativos que debían poseer los perros japoneses, como es la marca clara del urajiro y unos ojos más redondeados y que hacen que se pierda el aparente orgullo y dignidad de las razas niponas. Posiblemente por este mismo motivo el JKC lo eliminase de sus razas admitidas y por consencuencia también fuese eliminado de la FCI.


El hecho de ser una raza "joven" provocaba posiblemente la morfología variante que dificultaba también su estandarización, además de un problema de falta de piezas dentales en estos perros.

Tras la epidemia de moquillo que asoló Japón en 1959 (la última de las tres grandes épocas oscuras para el shiba), tras quedarse diezmada la raza se crearon diferentes planes de cría para la regeneración del shiba de los que destacaríamos dos: el cruce con perros traídos de zona de alta montaña donde no había llegado la plaga y el cruce del Sanshu Ken con el Shiba, puesto que se consideraba que la sangre que había sobrevivido hasta entonces era pobre y excesivamente agotada y primaba "refrescarla".

Algunos criadores ante esta decisión/consejo excluyeron de su cría el cruce del Sanshu, defendiendo la pureza de los perros autóctonos japoneses ante los signos de mestizaje que presentaba este perro. Otros en cambio lo incorporaron, de ahí que se achaque a que algunos shibas actuales presentan falta de piezas dentales de estos cruces con el Sanshu Ken.

Pese a que la fecha de eliminación oficial de la FCI fue el 1 de Septiembre de 1988 hay quienes siguen trabajando para que se vuelva a aceptar su estándar de forma oficial.