Japanese Chin

El Japanese Chin llamado también Spaniel Japonés o simplemente Chin, tiene sus ancestros remotos en China y fue introducido al Japón como un regalo de los soberanos coreanos a la corte japonesa en el año 732 y en los siguientes cien años ingresaron muchos más. Estos perros eran considerados como un símbolo de respeto, por lo que era común ofrendarlos a los gobernantes e integrantes de la nobleza. En el reinado del Shogunate Tsunayoshi Tokugawa (1680-1709) la raza se crió como un perro de juguete en casa en el Castillo de Edo. En 1613, un británico, el Capitán Searles, llevó un Chin a Inglaterra, y en 1853 el Comodoro Perry llevó varios a los Estados Unidos, de los cuales dos fueron obsequiados a la Reina Victoria de Inglaterra. El primer Chin apareció en una exposición británica lo hizo en 1862 y, unos 20 años más tarde, empezó a ser exhibido en EE UU.


Es un perro de talla pequeña con una cabeza ancha, cubierta de pelo abundante, tiene un aspecto elegante. La altura a la cruz es igual a la longitud del cuerpo. El cuerpo de las hembras es ligeramente más largo. Tienen un cráneo ancho y redondeado con stop profundo. La nariz es muy corta estando en línea recta con los ojos que deben ser grandes, redondos, colocados bien separados y de color negro brillante. Las orejas son largas, triangulares, colgantes, cubiertas de pelo largo y colocadas bien separadas. El cuello es bastante corto y es llevado erguido. El cuerpo, cuadrado, con dorso corto y grupa amplia, ligeramente redondeada. La cola es llevada sobre el cuerpo cubierta de pelo largo y abundante.

Su pelo es sedoso, liso, largo, y le cubre todo el cuerpo excepto la cara. Las orejas, el cuello, los muslos y la cola deben tener pelo abundante en forma de flecos. El color es blanco con manchas negras o rojas. 

El Chin muestra un movimiento elegante, ligero y orgulloso. Su temperamento es dulce y encantador. Agil, alegre, muy pícaro e inteligente.
Comments