Lenguaje Sonoro


Como a esta altura ya sabrás, el Shiba Inu no se caracteriza por sus ladridos o por ser un perro escandaloso, pero obviamente el ladrido como todo cánido está dentro de su forma de expresión y lo utiliza para expresas una parte importante de su estado. Por esto te enseñamos los diferentes ladridos que un perro puede hacer y su significado aproximado para comprender mejor lo que nuestro perro sea shiba u otra raza intenta decirnos:



Ladridos:

- Ladridos continuos y rápidos, en tono intermedio: Alerta. Problemas. Alguien entra en nuestro territorio.

- Ladridos continuados y lentos, en tono bajo: Intrusos o peligro cercano. Preparados para defenderse.

- Ladridos rápidos y con pausas cada 3 o 4: Aviso de problemas acercándose, y petición al jefe de la manada que investigue que pasa.

- Ladridos prolongados e ininterrumpidos, con intervalos largos entre cada uno: Estoy solo y necesito compañía. Suele ocurrir cuando un perro lleva aislado mucho tiempo.

- Uno o dos ladridos agudos y breves en tono intermedio: Es el saludo más habitual.

- Un ladrido agudo y breve, en tono bajo: ¡Ya basta! Indica molestia.

- Ladrido breve en tono alto: Indica sorpresa. Si se repite dos veces significa "¡Mira esto!". Si es más largo es una llamada. Muchos perros lo usan cuando quieren salir a la calle. En tono medio expresa alegría.

- Aullido o ladrido muy breve en tono alto: ¡Ay!. Respuesta a un dolor repentino.

- Aullidos repetidos a intervalos regulares: Muestra de un dolor intenso o respuesta a algo que les asusta.

- Ladrido entrecortado en tono medio: Petición de jugar.



Gruñidos:

- Gruñido suave en tono bajo: Gruñido de amenaza. Conviene apartarse y dejar espacio al perro.

- Gruñido que termina en ladrido, en tono bajo: Disposición a pelear. Si se presiona al perro, atacará.

- Gruñido que termina en ladrido, en tono alto: Perro inseguro que preferiría no pelear, pero que atacará si no se le deja en paz.

- Gruñido intenso sin enseñar los dientes: Suele oírse cuando juegas con el perro. Está simulando un ataque en broma e indica que se está divirtiendo. Suele intercalarse con ladridos entrecortados.


Otros sonidos:

- Gimoteos suaves: Indican dolor o temor.

- Gemidos prolongados e intensos: "dame..." o "quiero...". Pretende llamar la atención. O está esperando que le des de comer o le saques de paseo.

- Suspiro: Indica satisfacción si los ojos están semicerrados. Si están abiertos es una señal de decepción porque no ha ocurrido algo que el perro esperaba.

- Rugido: Llamada a la caza. 

- Ladrido-aullido: El perro lo produce cuando se siente solo y busca compañía.

- Aullido: "Estoy aquí" o "Este es mi territorio". Un perro seguro de si mismo aullará para mostrar su presencia.

- Jadeo: Suele indicar excitación.

- Vocalicación: Podría definirse como una mezcla de aullido leve y gimoteo, puede indicar aburriemiento o tener ganas de una acción concreta, como cuando está esperando junto a la puerta para salir a la calle y le hacemos esperar.