El Shiba Blanco

El Shiba blanco en la FCI y en el Club NIPPO


Si vemos los diferentes colores que un shiba puede adquirir como herencia genética veremos que como base principal tenemos el rojo, el sésamo, black & tan y el blanco, con la peculiaridad que este último color no está aceptado dentro de l estándar de la raza por parte de la FCI, quien en el apartado referente al color dice exactamente:

COLOR : Rojo, negro con fuego, sesamo, sesamo negro, sesamo rojo. Definición del color Sesamo: 
  • Sésamo : Mezcla proporcionada de pelos blancos y negros. 
  • Sésamo negro : Más pelos negros que blancos. 
  • Sésamo rojo : Color del pelaje rojo, mezclado con pelos negros. 
Todos los colores supra mencionados, excepto el blanco, deben tener « URAJIRO ». 

Estándar completo aquí.

Esta falta de reconocimiento dentro del estándar es provocado a que el JKC (el Japan Kenel Club, equivalente de la RSCE en nuestro país) no reconoce tampoco este color, y se da el hecho que esta canina japonesa es la autoridad capacitada para definir cualquier aspecto morfológico de las razas nativas del país nipón. Pese a que el JKC es la asociación competente en el registro, cría y exposición de todas las razas dentro de Japón en el caso de las razas originarias de este país se da un caso peculiar, y es la existencia del Club Nippo (Nihonken Hozonkai - Asociación para la Conservación del Perro Japonés) y que fue fundado en 1928. Este Club o asociación se encargó desde sus inicios a la preservación de las razas japonesas y redactó los primeros estándares de sus perros, por lo que se ha convertido en el referente dentro de las razas japonesas, de hecho el propio JKC lo reconoce como organismo y la gran mayoría de estas razas no tienen registro dentro del JKC, la sociedad y criadores inscriben a las camadas dentro del Club Nippo directamente.

Con esto se hace evidente el control e importancia del Club Nippo, y por lo tanto se deduce para que se aceptase el color blanco dentro del estándar pese a que de forma oficial debería ser el JKC quien autorizase esta inclusión o hiciese petición de ello, esta inclusión no sería posible a menos que el Club Nippo lo decidiese así, cosa bastante improbable por el momento.

Recordemos que durante los años 50 diferentes criadores japoneses malinterpretaron la primera norma que el Club Nippo había sacado a modo de estándar para sus razas, algo comprensible puesto que detallaba a los perros no por la raza real sino por el tamaño de estos, clasificándolos en pequeños, medianos y grandes. Esta interpretación errónea provocaba que shibas se cruzasen con otras razas tales como el Kishu, perro muy similar de tamaño mayor, provocando que algunas líneas de sangre heredasen colores  atípicos y no originarios del shiba, como es el blanco o el atigrado y que el Club Nippo decidió descartarlo de forma definitiva puesto que para una raza pequeña rompía la armonía y equilibrio de la imagen del shiba, dándole extrema sencillez. En cambio este color era totalmente aceptado en el propio kishu o en el akita, puesto que al ser más grandes pese al color blanco conseguían según los miembros del Nippo mantener las carácterísticas y sobretodo la proyección de la imagen deseadas.

El color blanco además impide la distinción del blanco del urajiro con el blanco del pelaje, perdiendo como ya hemos dicho la fuerza visual en un perro pequeño. Además en los cruces entre shibas blancos o con ascendentes de este color da a a lugar manchas blancas no deseadas como un collar de color blanco en perros rojos o puentes nasales también de este color.





El Shiba blanco en el KC


Pese a todo esto no todas las asociaciones cinófilas rechazan al shiba blanco dentro de sus estándares, el KC (Kennel Club, homólogo de la RSCE pero independiente de la FCI) por ejemplo sí que lo acepta como color con sus matices, evitando el color blanco 100% puro (más adelante veremos como afecta el color puro en la salud del perro), y por lo tanto está aceptado para la cría y exposición. Textualmente el estándar inglés para definir los colores dice:
 
- COLOR:

Chiisakuma Yukikuma (de Steve Smith) 3º en clase Junior en Crufts 2010
  • Rojo: intenso, rojo claro. Las marcas blancas están limitadas a los puntos sobre los ojos, las mejillas, debajo de la mandíbula, antepecho, vientre, la parte inferior de la cola y las piernas. En las extremidades el blanco sólo debe llegar hasta los codos o los corvejones. 
  • Sésamo Rojo: Rojo con una capa uniforme de pelos negros, el negro no debe ser menos del 25% ni más del 50% sobre la zona roja. Las marcas blancas en el shiba Sésani están delimitadas a los puntos de los ojos, las mejillas, debajo de la mandíbula, antepecho, vientre y la parte inferior de la cola y las piernas. En las extremidades el blanco sólo debe llegar hasta los codos o los corvejones. La marca blanca en el antepecho tiene forma de pajarita. Los punto de color sobre los ojos en el Sésamo Rojo puede ser de color tan (fuego).
  • Negro y Fuego: negro mate con un molde de bronce. Las marcas fuego están delimitadas sobre de los ojos, las mejillas, en el interior de las orejas, patas y cola. Las marcas blancas son aplicadas igual que con el shiba de color Rojo y el Sésamo. El color tan sólo se produce en zonas entre el color blanco y el negro.
  • Blanco: capa blanca con reflejos rojos o grises. Fondo blanco.
Estándar completo aquí.

Mientras que hay criadores europeos y americanos que intentan eliminar el blanco de sus líneas de sangre los ingleses en cambio lo mantienen, siempre de forma controlada para evitar la pérdida de los "reflejos rojos o grises" que deben caracterizar a este color en la raza.


De donde proviene el color blanco del shiba

Ya hemos dicho que el shiba heredó este color de cruces con perros de mayor talla y que sí poseís este color de forma natural, como es el Kishu, pero a nivel de coloración genética si analizamos al shiba blanco sería imprescindible decir que realmente no es de color blanco, al menos en términos de color puro. El shiba adquiere el color blanco por un fenómeno sobre la feomelanina (intensidad del pigmento rojo sobre el manto), que se produce con la existencia de un gen conocido como "chinchilla" y que aparece en el Locus C del perro. Dentro de la cadena de combinaciones posibles dentro del Locus C se puede dar los siguientes casos:

C - pigmento normal
ch - chinchilla 
c e - chinchilla extrema (dilución extrema) 
p - platino (marfil)

En el caso del shiba blanco el caso que se produce es la cadena c ch por lo que la dilución que se aplica al manto puede variar de intensidad siendo normal que siempre queden resquicios del rojo en el pelaje, especialmente en las puntas de las orejas y en el borde de éstas, también esta dilución puede ser muy débil dando a lugar un color bastante cremoso.

Este gen es recesivo y puede permanecer oculto durante generaciones, saliendo cachorros blancos en una camada con padres rojos e incluso negros.


¿Posible sordera en los shibas blancos?


Una de las posibles causas de la sordera en perros es a nivel congénito, y en este sentido viene muy relacionada con la pigmentación, o mejor dicho con la falta de pigmentación. El shiba blanco al igual que otros perros de este color tales como samoyedos, west highland terriers o pastores alemanes blancos, a pesar tener pelaje blanco tienen la trufa de color oscuro (aunque pueda decolorarse en algunos casos), puesto que su manto no es realmente blanco puro, sino más bien cremoso o un tono blanquecino.

En los casos de perros con un blanco puro o con manchas de blanco puro, como el bóxer blanco o los dálmatas, este tema y es bastante más delicado, puesto que ese blanco surge por la falta de pigmentación, y en tal caso si las zonas donde falta esa pigmentación coinciden con el oído interno provocan que las terminaciones nerviosas se atrofien y mueran en las primeras semanas de vida. Al ser por zonas puede darse que la sordera sea unilateral (en un solo oído) o bilateral (ambos).
   
Como ya hemos comentado no es el caso del shiba, y si el color blanco fue retirado del estándar no fue precisamente por esta posibilidad sino por otros motivos que el Club Nippo pensó que debían definir al shiba. Además la dilución a blanco de la pigmentación en el shiba no afecta a la dermis, conservando el color original de éstas.

Es cierto que bajo una cría intensiva de ejemplares blancos, buscando un color más puro y completo, podría dejar la puerta abierta a la aparición de estos problemas, pero la realidad actual del shiba dista mucho de esta posibilidad.

Shiba blanco y de pelo largo
De todos modos, aceptado o no, el shiba blanco es sin lugar a dudas un animal de extrema belleza y cautiva el corazón de todos aquellos que se tropiezan con uno, puede quizás no estar admitido dentro del estándar, pero se trata sin lugar a dudas de un fantástico shiba y de un perro sano que al igual que otro de color rojo, sésamo o black & tan satisfacerá las necesidades de cualquier amante de la raza o de los perros en general.