El Shiba de pelo largo

El estándar del shiba cuando hace referencia al cómo debe ser el pelaje hace referencia a:

"PELO: La capa externa debe ser de pelo liso, con una textura dura, la capa interna debe ser de pelo fino y abundante; el pelo de la cola debe ser ligeramente largo y mantenerse separado."

Pese a que no se hace referencia clara a las dimensiones de la cerda de pelo está claro que el shiba tiene un pelo voluminoso pero sin llegar ni mucho menos a lo similar a un Pomerania, si se analiza la presencia de un pelaje más largo de lo normal se entiende que se trata de la transmisión genética de un gen que transmite una característica atípica de la raza, de ahí que el shiba que presenta este abundante pelaje no esté considerado como apto para la cría bajo el propósito de erradicar este rasgo. Por este motivo ninguna asociación cinófila admite esta característica dentro de las cualidad deseadas en el shiba.



Lo que sucede y que provoca este pelaje es posiblemente un capricho de la naturaleza (y a veces por juego de la mano humana) se da el caso que por la combinación de genes un shiba nace con la característica de tener un pelaje de longitud mayor a la normal, llegando a haber personas que piensan que son cruces entre shibas y chow chow.

Lo cierto es que el pelaje largo les da un espléndido aspecto y una belleza inusual, combinado con un tacto suave y agradable, más de un interesado a intentado conseguir un shiba con esta característica al igual que más de un criador ha intentado mantener esta característica, especialmente en Taiwan y Hong Kong donde ha sido bastante demandados. Lamentablemente esto no debería ser así, el shiba debe respetar ciertas características y aunque no pasa nada por tener un ejemplar de este tipo debe evitarse la búsqueda expresa de este patrón.

El estándar no admite este tipo de palaje, ni por la FCI, ni por la AKC ni por cualquier otra organización cinófila, obviamente ni siquiera el Club Nippo que es más estricto a la hora de valorar y velar por el mantenimiento de sus perros.

El origen de este cambio es debida a un gen recesivo, por lo que puede permanecer oculto durante varias generaciones de shibas y manisfestarse con la combinación adecuada de portadores, se cree que realmente esta caracterísitca se heredó de dentro de una de las variedades de shiba que confeccionaron el estándar el Shinshu Shiba, o que un pariente del Chow Chow por ejemplo diese ese agregase ese gen a la información genética del shiba. Posibilidades como una mutación genética también serían viables, pero por la historia del shiba y por la historia de otras razas caninas las otras teorías son más solidades que la de una mutación puntual en algún momento de la historia del shiba.

El gráfico del cuadro anterior nos permite entender  de forma visual y fácil las diferentes combinaciones del gen que provoca la aparición del pelo largo en el shiba en caso de que los progenitores lo poseean dentro de su carga genética. Recordemos que existen dos genes dentro de cada locus, estos pueden ser iguales (homocigotos) o también pueden ser diferentes (heterocigotos), y en donde ante la combinación de ambos suele dar como resultado el gen más dominante.




Fuera de la raza del Shiba nos encontramos que a sus "hermanos mayores", los akitas, también pueden presentar esta caractertíca, otorgando un precioso y voluminoso aspecto. Deseado o no en la cría de las razas japonesas, no se puede negar que estos perros que presentan esta extensión en su pelaje son realmente precioso y no tienen nada que envidiar a otros perros que puedan ser más normales o se adapten más al estándar de sus razas.